Gestionar el éxito es una labor todavía más compleja que alcanzarlo, no se diga cuando éste se alcanza a una edad temprana. Llevando una vida integral podemos mantener buen nivel de salud y productividad hasta después de los 80 años, inclusive vivir tal vez 90. Esto nos invita a realizar una planeación adecuada de nuestras vidas, con visión de largo plazo y poder disfrutar del éxito alcanzado en edad temprana durante toda nuestra vida.

Viviendo el éxito desde una edad temprana.